SAN SALVADOR .-  El Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, afirmó el jueves que no está en riesgo la ayuda a los países de Triángulo Norte de Centroamérica –Honduras, Guatemala y El Salvador– para continuar el combate contra las pandillas y frenar la migración irregular.

Además de asegurar que el apoyo continuará y no se verá afectado por declaraciones de Donald Trump, explicó que en una reunión con sus colegas centroamericanos en El Salvador se habló de expandir los esfuerzos que han realizado contra pandillas como la MS13 (Mara Salvatrucha) e “incrementar el enfoque a las áreas de corrupción, delitos financieros, e intensificar nuestros esfuerzos en contra de la trata y tráfico de personas”.

En el encuentro participaron la fiscal general de Guatemala, María Consuelo Porras; el fiscal general de Honduras, Óscar Fernando Chinchilla; y el fiscal general de El Salvador, Raúl Melara.

Barr reveló que antes de viajar a El Salvador se reunió con el presidente Trump para revisar los avances alcanzados y el compromiso que los países del Triángulo Norte tienen con los esfuerzos de Estados Unidos y “los éxitos que hemos alcanzados juntos”.

“Él dio el apoyo para que yo viniera y dejara claro que nosotros mantenemos nuestro compromiso”, afirmó.

Destacó también que a través de la operación Escudo Regional “le hemos dando un fuerte golpe a estas organizaciones criminales” como MS13 y Calle 18 y que como resultado han capturado y procesado penalmente a 7.000 miembros de las pandillas en Honduras, Guatemala y El Salvador.

Barr reconoció que en El Salvador fue desarticulada una red de extorsión que operaba en un mercado de mayoreo conocido como “La Tiendona”. Esta red permitía que miembros de las pandillas MS13 y Barrio 18 extorsionaran entre 600.000 y un millón de dólares al año a vendedores. AP